El césped del vecino

8 agosto 2021

Hoy hace un mes exacto que cogimos el coche camino a Barcelona para comprar la furgoneta 🚐 de la que os hablaba en la newsletter anterior.

Sin comerlo ni beberlo, parece que me he subido a un carro en el que hay mucha gente, así que cada vez que hablamos con alguien nuevo sobre ello resulta que es una idea 💭 que había tenido, que iba a hacer, que está haciendo…

Y entre todos los «¡qué suerte!», «jo, ¡qué envidia!» y «ya, es que tú eres diferente: tú te lo puedes permitir, pero yo [inserte excusa]«, me llama la atención algo que ya he oído a cuatro personas diferentes: «estás cumpliendo mi sueño». ✨

 

Estoy saturada de open metrics 📈 que se hacen solo a partir de cierta cifra para dar una falsa sensación de superioridad/autoridad y de que sea tan tabú hablar de dinero con todos los ceros, así que predico con el ejemplo desde el principio:

 

¡QUÉ ENVIDIA!

Emprendí (me di de alta como autónoma) en junio de 2019 y tuve mi mejor mes como freelance en septiembre del mismo año. ¿Sabes qué hice con el dinero? Me compré una televisión 📺 de 4K… y no, no me refiero a la resolución.

Pensé «ufff… ¿cómo no he emprendido antes?»

😑… ¡ZAS, EN TODA LA BOCA! Jamás he vuelto a tener un mes así. Además, cometí un error de novata: me gasté dinero del IVA que tenía que haber guardado y la trimestral fue una ruina que me dejó en rojos*. 🤦🏼‍♀️

 

* Os hablaré de esta y otras cagadas épicas en otra ocasión… y por cierto: ya no tengo esa televisión.

 

¡QUÉ SUERTE! 🍀

Desde abril (y estamos en agosto) no me sale un solo cliente. Algunas personas me han pedido presupuesto y me han hecho el ghosting 👻 de su vida y otros me han respondido «No. Muy caro.» (sí, la respuesta la he cogido literal) después de una propuesta que me ha llevado tiempo preparar.

La verdadera suerte es que, entre todas esas personas, una sí me contestó en condiciones, aunque fuese para declinar la oferta. 🥲

 

TÚ TE LO PUEDES PERMITIR

Ahora mismo tengo en la cuenta 500€. 468,76€ para ser exactos. ¿Qué es lo que se supone que me puedo permitir por encima de los demás? 🙂

 

 

Mi sueño no es exactamente una furgoneta. Mi sueño (entre otros) es viajar por todo el mundo, y la furgoneta es solo parte de ese proceso.

Yo no tengo suerte, o al menos no tengo «más suerte que nadie». Tampoco tengo grandes ahorros porque los estoy invirtiendo en moldear mi destino. 🤷🏼‍♀️

 

¿Sabes qué tengo? Ganas, esfuerzo y tenacidad. 💪🏼

 

¿Crees que lo demás viene solo? Pues lo cierto es que no 😂: si no te mueves, te llegarán las migajas que se dejan los que sí lo hacen.

 

 

Así que, aunque suene hater, si quieres ponerte excusas, póntelas a ti y deja de proyectarlas en otros… y si quieres conseguir algo, utiliza a quien ya está haciendo lo que quieres hacer como inspiración 🚀 y no como una autojustificación de que «solo unos pocos con suerte y medios lo pueden conseguir».

 

Si quieres algo, esta es la «fórmula mágica» 🪄 para conseguirlo:

1. Asegúrate de que lo quieres de verdad (de esto ya hablamos en la newsletter anterior).

2. Deja las excusas y ponte a trabajar (de esto también hablé en la primera newsletter).

3. Búscate la vida, como hacemos todos. Nadie nace sabiendo y la inspiración divina no existe.

4. Haz esto en bucle. Si el primer paso falla, es porque no lo quería de verdad.

 

FIN. Método 100% efectivo. 🔥

 

 

Y con esto, echo el cierre por hoy sabiendo que me he puesto un poco violenta 🙈 , pero es que me dan rabia las excusas y que estemos tan acostumbrados a ver a la gente cuando ya ha llegado a su meta y a que durante el camino tengamos que pintar todo de rosa y tapar los fracasos.

 

¡Pues no! Lo admito: soy una fracasada, pero soy la fracasada más feliz que conozco. Y lo demás me da igual… ¡ya me buscaré la vida! 😜

© Khoana, 2017-2021 | Legales | Contacto | By Khoana.