SOY UN FRAUDE

5 septiembre 2021

¡Empezamos fuerte! 🔥 Habrás pensado que con ese título, una de dos: o es clickbait o soy carne de hater y mis capacidades de marketing han vuelto a batir récord (pero por abajo), ¿verdad?

 

Bueno, pues en este caso vamos a optar por la segunda salida y vamos a decir que soy la persona que peor se vende (aunque probablemente la que más se abre en su newsletter) y es que ahora mismo no estoy teniendo mi mejor momento y tenía dos opciones: poner alguna excusa para faltar a mi cita de los domingos o adornar lo que iba a contar para que sonase bonito: adoptar un unicornio durante unas horas, soltar arco-iris 🌈, ser positiva y dejar alguna moraleja que reiterase la importancia de esforzarse por lo que quieres y no olvidar quien eres por el camino. (VAIA ← cuando llegues al final, lo entenderás).

Y una vez más… he decidido pasar de las normas no escritas que dicta la sociedad moderna, adicta al misterwonderfulismo 🦄, y he decidido compartir lo que siento sin adornos.

 

Me esfuerzo cada día de mi vida por ser quien quiero ser, haciendo lo que quiero hacer y pudiendo ayudar a otros a hacer lo mismo… pero muchas más veces de las que me gustaría aceptar, ser bueno juega en tu contra. ✨

 

Llevo años emprendiendo, he trabajado con marcas grandes y pequeñas, me han entevistado, he hecho masterclasses, cursos, asesorías… y aún así, siento que no soy nadie 👻. Siento que no merezco todo ese reconocimiento que he recibido casi de rebote por estar en el sitio correcto con las personas correctas en el momento preciso… y es una sensación difícil de sobrellevar cuando para comer necesitas hacer ver a los demás todo lo que vales.

 

Pero todo esto, tan aparentemente negativo (vaya, me va a salir una conclusión positiva… really, Khoana? 😐)… me hace también darme cuenta de que soy mi mayor hater y que eso hace que mis mejores comerciales sean mis propios clientes, de la mano con mi portfolio, que de alguna forma dicen «no hagas caso de lo que dice esta idiota, que de verdad vale la pena» 🙄.

 

También me doy cuenta de que nunca llegas a estar de rebote en el sitio correcto con las personas correctas en el momento preciso si no te mueves 🚂 y que para llegar ahí… algo tendré que haber hecho bien.

 

¿Sabéis qué? Me sorprende que después de siete misivas ✉️, solo tenga dos personas que se hayan dado de baja, seguir con un open rate tan alto y que la newsletter siga creciendo pese a todo. WTF!?

 

¿Sabéis qué? Que el síndrome del impostor es un asco, y que no desaparece nunca; al contrario: cuanto más creces, más fuerte se aferra a ti (y si no, es que eres un gilipollas. Lo siento 🤷🏼‍♀️).

 

Sé que después de este mail esa tasa tan bajita de gente que se da de baja se va a disparar cual Cardano 📈, ¡pero gracias por ser mi terapia esta semana!

 

Conclusión: si te sientes un fraude, ¡choca los cinco! ya no estás solo 🤜🏼💥🤛🏼. Y más aún, esa gente a la que admiras se siente muchas veces igual que tú, solo que lo disimulan mejor porque hasta en eso se gana experiencia (por suerte o por desgracia).

 

Sigue caminando, incluso cuando te sientas una basura 🧻. Incluso cuando vengan a decirte que no vales de nada. Incluso cuando te plantees dejarlo.

 

No te permitas llegar a mirar atrás un día y preguntarte «¿qué habría pasado si…?» 💭. No hay peor sensación que esa. Y tampoco peor FOMO.

 

 

PD. Estoy escribiendo esto el sábado antes de que lo recibas, con toda la rabia y frustración del mundo. Seguramente mañana me arrepienta de haberlo enviado, pero hoy… hoy me da igual. Hoy quiero ser transparente.

 

 

© Khoana, 2017-2021 | Legales | Contacto | By Khoana.